Filosofía

Inicio Ciencia y Filosofía Conocimiento Científico y Místicismo Oriental

Conocimiento Científico y Místicismo Oriental

Publicado por Malena

El conocimiento racional pertenece al intelecto y se refiere al concepto de las cosas y a los símbolos abstractos que las representan y pertenece a un modo de pensar lineal y analítico; mientras el mundo real es diferente, difícil de entender del todo desde este punto de vista, porque sólo obtiene una aproximación limitada de la realidad. Uno de los principales objetivos del misticismo es clarificar esta confusión entre la realidad y el conocimiento.

conocimiento científico y Mística Oriental

Los místicos orientales se interesan en una experiencia directa de la realidad, que esté más allá del pensamiento racional y también de la percepción sensorial. Este tipo de conocimiento es denominado por los budistas conocimiento absoluto, ya que la realidad última nunca podrá ser objeto de otra forma de conocimiento.

Lao Tse llama a esta realidad TAO, que no puede ser expresado ni conocido intelectualmente, pero que se puede experimentar en un estado no ordinario de consciencia, a través de la meditación o en estados de trance.

Estos estados de consciencia han sido atestiguados por muchos místicos, tanto de Oriente como de Occidente e investigados por la psicología.

William James distingue a la consciencia de vigilia, que denomina racional, como un estado más de consciencia, reconociendo la existencia de otros estados potenciales de consciencia totalmente diferentes.

Los científicos utilizan el conocimiento racional, y los místicos el conocimiento intuitivo; y ambos tipos de conocimientos existen en los dos campos.

El método de investigación científica consta de tres etapas: la primera es la evidencia experimental, la segunda la correlación de los hechos experimentales con la lógica matemática o con una teoría coherente; y la tercera etapa es la que incluye la formulación de un modelo verbal en lenguaje que resulte más comprensible para el resto de la gente, inclusive para otros científicos. Estas etapas no necesariamente se dan siempre en este mismo orden. Este modelo basado en la experimentación, tiene su equivalente en la filosofía oriental.

Sin embargo, la filosofía griega era diferente en este sentido, aunque algunas de sus ideas sobre la naturaleza se hayan aproximado bastante al modelo científico moderno.

Los griegos utilizaban modelos deductivos racionales, a partir de un principio, pero no inductivos a partir de la observación y la experimentación.

La racionalidad únicamente sería inútil si no existiera la intuición para complementarla, porque es lo que da lugar a nuevas ideas creativas. Estas ideas aparecen de improviso sin que nadie se lo proponga, en cualquier lugar donde se encuentre, cuando está relajado, luego de haber estado concentrado trabajando con el intelecto.

Sin embargo, estas intuiciones tampoco tienen ningún valor si no pueden ser formuladas en leguaje lógico matemático y posteriormente en leguaje más sencillo. El lenguaje matemático es apto para describir a la naturaleza y es necesario para evitar errores de interpretación, ya que las palabras pueden resultar ambiguas.

Pitágoras identificaba al Ser con el número, e introdujo el razonamiento lógico en la religión, que luego fue lo que caracterizó a la filosofía religiosa griega, de la Edad Media y de la Edad Moderna hasta Kant.

En el pensamiento de Platón, Santo Tomás de Aquino, San Agustín, Espinosa y Leibniz, existe una íntima relación entre razonamiento y religión, proveniente de Pitágoras, que diferencia la teología racional europea del misticismo asiático.

Para el misticismo asiático la estructura de la matemática es parte de nuestra capacidad conceptual, pero no una característica de la realidad misma.

El método científico es muy riguroso, pero es un sistema que cuanto más se perfecciona más se separa de la naturaleza. Es necesario mantener ese vínculo, complementando ese modelo con interpretaciones verbales que puedan ser comprendidas de manera intuitiva, aunque resulten ambiguas e imprecisas.

Hay elementos intuitivos en la ciencia y también elementos racionales en el misticismo oriental. Los místicos utilizan el intelecto para interpretar su experiencia mística personal y no el intelecto como fuente de conocimiento. Todo su conocimiento se basa en la experiencia mística, dándole un carácter empírico a esa tradición, tal como ocurre con el conocimiento científico, que también se basa en la experimentación.

La experiencia mística es la percepción directa dentro de uno mismo.

Fuente: “El Tao de la Física”, Fritjof Capra, austríaco, físico y teórico de Sistemas de la Universidad de Viena.

Categorías: Ciencia y Filosofía