Filosofía

Inicio Filosofía Contemporánea Heidegger nazi: un debate incómodo

Heidegger nazi: un debate incómodo

Publicado por Esteban Galisteo Gámez

En 1987 Víctor Farias publicó un libro titulado Heidegger y el nazismo. En él se defendía la tesis de que la filosofía de Martin Heidegger no era comprensible como tal sin tener en cuenta el germen de su vinculación al nazismo. La publicación de este libro fue para buena parte de los heideggerianos el equivalente a la apertura de la caja de Pandora. Las reacciones de la comunidad filosófica no se hicieron esperar. Autores como Fédier, Nolte, Derrida, Vattimo y Labarthe no acogieron la obra con mucha ilusión. Otros como Umberto Eco, Jügern Habermas y Emmanuel Lévinas no vieron el libro con tan malos ojos. Lo cierto es que el libro de Farias se publicó en 14 países, la polémica se extendió a todo el mundo universitario y, de inmediato, otros estudios sobre el Heidegger nazi comenzaron a ver la luz. Desde 1987, los profesores de filosofía de tendencia heideggeriana de prácticamente todas las universidades del mundo se tenían que enfrentar en sus clases a la terrorífica cuestión sobre el nazismo de Herr Heidegger. Cualquier alumno que se aburra en clase podría divertirse poniendo en un serio aprieto a su heideggeriano profesor con tan solo mencionar sus discursos y artículos del periodo 1933-1934.

Heidegger nazi: un debate incómodo

Martin Heidegger es el personaje del interior del círculo

La cuestión abierta por Farias es, de este modo, incómoda para quienes tienen a Heidegger como héroe intelectual. De hecho, recientemente tuve ocasión de observar determinadas posturas al respecto, las cuales me sorprendieron profundamente. El debate se inició a través de las redes sociales (¡Benditas sean!). El caso es que a mí, personalmente, no me interesa la filosofía de Herr Heidegger. La leí en la facultad por obligación y no me aportaba gran cosa, así que, salvo esta mañana, no la volví a leer. Sin embargo, la cuestión de si la filosofía de Herr Heidegger está más o menos vinculada al nazismo de su autor, sí me parece interesante. Es por esto que aporté mi opinión al respecto: la cuestión es fácil de resolver y es incomprensible que respecto de un asunto tan fácil en la práctica no exista un consenso. Los otros puntos de vista eran que habría que tener en cuenta el nazismo en la filosofía de Herr Heidegger o, por el contrario, que decir que Heidegger era nazi para juzgar su filosofía es una falacia ad hominem y una incursión en el pecado del sociologismo o, más acorde con este punto de vista, que preguntarse si la filosofía de Heidegger tiene sesgos del nazismo de su autor es una “teoría de la conspiración” más. Viendo el sesgo del debate, decidí investigar el asunto por mi cuenta.

Cuál fue mi sorpresa cuando descubrí que Herr Heidegger era un nazi militante, fiel al partido y convencido y que, lo más seguro, es que su filosofía está estrechamente vinculada a su nazismo. Pero mi sorpresa no se dirigía hacia el nazismo en la filosofía de Heidegger, la cual carece de interés para mi, sino al hecho de que existe una extensa bibliografía al respecto, tanto ofline como online, que pone de manifiesto tal cosa y que, sin embargo, se sigue enseñando la filosofía de Herr Heidegger como una filosofía ajena al nazismo. De hecho, en sus discursos y artículos de los años 1933-1934 se encuentra un fluido uso del vocabulario típico de su filosofía, de modo que palabras como “Dasein”, “pueblo”, “destino”, “comunidad”, etc. salpican estos textos.

Y hay motivos para la sorpresa: se sabe que Martin Heidegger estubo afiliado al NSDAP desde el 1 de mayo de 1933 hasta el final de la guerra, en 1945; existen varios discursos y artículos de los años 1933 y 1934 en los que el filósofo alemán incluso justifica la guerra y la política expansionista de Alemania… utilizando su peculiar vocabulario filosófico; nunca condenó el nazismo ni el genocidio nazi; durante su rectorado en la Universidad de Friburgo, llevó a cabo la política antisemita del Reich, sin ningún tipo de miramiento, hasta tal punto que se dice que prohibió a su maestro, Edmund Husserl, entrar en la biblioteca; etc. Estos son motivos para la sorpresa en la medida en que, con un perfil como este, es complicado a priori que no haya vínculos entre el nazismo y la filosofía de Herr Heidegger.

Bibliografía

Farias, V. Heidegger y el nazismo (se puede encontrar edición online en Internet)

González Íñiguez, S. “El nazismo de Heidegger”, en http://www.cge.udg.mx/revistaudg/rug16/4elnazismo.html, consultado el 08/01/2013

Heidegger, M. “Discurso rectoral de 1933” en http://inif.ucr.ac.cr/recursos/docs/Revista%20de%20Filosofía%20UCR/Vol.%20III/No.%2010/Heidegger.%20Martin%20-%20El%20discurso%20rectoral.pdf, consultado el 08/01/2013

Categorías: Filosofía Contemporánea