Filosofía

Inicio Filosofía Contemporánea Filosofía de la Educación

Filosofía de la Educación

Publicado por Malena

Toda educación colectiva requiere una filosofía educativa.

La educación es el arte de transmitir a las nuevas generaciones, los valores, el fundamento y el contenido de una cultura.

El diccionario define en primer término la palabra educación como cortesía, urbanidad, buenos modos; y no hay duda que esta definición ha caído actualmente en desuso, porque lo que menos tiene en cuenta la filosofía educativa actual es cultivar los valores como los buenos modales, el respeto por el otro y la aceptación de las normas de convivencia.

filosofia-de-la-educacion.jpg

Vivimos en una sociedad donde el maltrato, la violencia, la prepotencia y la irreverencia son características y aún motivo de orgullo para sectores que se oponen al orden establecido y pretenden una sociedad anárquica.

Esta peculiaridad parte de la filosofía del “sálvese quien pueda” y “primero yo” porque la competencia es la amenaza que se cierne sobre los millones de mediocres que habitan este mundo; porque son los mediocres los que tienen que disputarse el lugar que no les corresponde por falta de méritos.

Desde el punto de vista pedagógico la filosofía educativa consiste en el diseño de una planificación eficaz al servicio del desarrollo óptimo del potencial físico, mental y moral de los alumnos para lograr su inserción en la sociedad.

Pero esta definición teórica es letra muerta, porque la historia de la educación nos muestra que el propósito de la educación ha dependido de factores tradicionales, familiares, religiosos o políticos de cada época.

El mundo clásico aspiró a formar ciudadanos o guerreros al servicio del estado; las civilizaciones antiguas se centraban en conservar las tradiciones que es lo que impone la división de la sociedad en castas, marginando a buena parte de la población, además de las mujeres y la mayoría de los niños.

Durante la Edad Media el clero dirigió la formación del hombre sobre la base de la valoración de la dimensión espiritual humana en detrimento del conocimiento.

En el Renacimiento se produce una reacción que lleva a interpretar el proceso educativo como la etapa de la formación integral del individuo mediante la adquisición de conocimientos, entrando en conflicto con la filosofía educativa religiosa.

En el siglo XVIII el fundamento de la educación establece la necesidad de la formación del hombre conforme a las leyes de la naturaleza con el posterior objetivo de lograr su integración a la humanidad.

En el siglo XIX la educación adquiere un sentido más liberal y menos académica basada en las aptitudes naturales; y en la educación actual, la filosofía educativa se basa teóricamente en incentivar los intereses individuales para adecuar a ellos los sistemas.

Los estados modernos intervienen directamente en la educación (moral, intelectual, cívica, física, sexual, profesional, etc.) y reconocen el derecho de todo individuo de acceder a ella.

Los gobiernos en general intentan brindar igualdad de oportunidades a todos; pero terminan determinando políticas dirigidas desde el poder como ocurrió en la Alemania nazi, la Italia fascista y los países socialistas; provocando un conflicto básico en materia educativa entre el individuo, la familia, los grupos religiosos, las ideologías políticas, etc.

Las filosofías educativas han desbordado las posibilidades de los gobiernos y su planteo ha trascendido los límites de un país para transformarse en programas de cooperación educativa a escala mundial con organizaciones como la UNESCO, con programas de alfabetización, ayuda técnica y financiera, distribución de libros, etc.

Algunos filósofos, como los empiristas, consideran a los individuos sin ningún potencial innato, y que el hombre es producto de su ambiente. Otros, como Rousseau, consideran que el estado natural del ser humano debe ser alterado lo menos posible.

Lo que parece estar faltando en la educación convencional, es proveer a los educandos de principios morales y éticos y el reconocimiento de las aptitudes individuales para favorecer el potencial de creatividad propia de cada ser humano.

La filosofía educativa se centra en dos aspectos: la naturaleza del aprendizaje y el propósito de la educación; y todavía a pesar del estado de confusión y desorientación actual de los jóvenes, cuestiona la transmisión de valores morales.

Queda así expuesta la juventud a la sola influencia de una sociedad enferma, que se refleja en los medios de comunicación masiva, mostrando los excesos y el libertinaje como forma de vida.

Categorías: Filosofía Contemporánea

5 comentarios para “Filosofía de la Educación”


  • Saludos Malena, me parece muy buena tu explicaciòn sobre Filosofia de la Educaciòn, pero necesito, de ser posible, tu nombre completo para plasmarlo en un Cuadro Conceptual sobre Filosofia de la Educaciòn, conceptos y caracteristicas segun diferentes autores, por lo que necesito el nombre del autopr para incluirlo en el trabajo a entregar al profesor y no consigo informaciòn sobre el tema por ningun lado, y mira que he buscado. Gracias de antemano…….. Carlos Carlbor30@hotmail.com.

  • Hola Carlos mi nombre es María Elena Bernardi de Lede, licenciada en Psicología, mi curriculum figura a la dereca de este post con mi fotografía, muchas gracias por tu comentario, un beso, malena

  • Me parece Malena que tus conceptos sobre filosofia no son correctos.
    Efectivamente una de las consecuensias de la educacion es la formacion social del que se educa, pero ello en nada tiene que ver con la esencia de la educacion. Ademas me parece necesario que profundices en historia de la educacion ya que encuentro en tu discurso un enbarazoso error acerca del medioevo, es bien conocido que la edad media si bien se detenia mucho en la dimencion espiritual, su promocion intelectual era muy importante pues era el fundamento de la educacion espiritual, de hecho a la edad media le debemos la concervacion traduccion y reproduccion de muchas de las obras mas reelevantes de la literatura antigua, ademas de los muchos avances en arquitectura, arte y ciencias aunque en este ultimo es verdad no fueron muchos los avances que se lograron en esta epoca.

    Malena te pido me disculpes la fasta de tildes y los errores de ortografia.
    escribo este mesage no con el animo de ofender ni de menos preciar tu trabajo, solo con el animo de difundir la verdad y no mi verdad sino la verdad.

  • Hola Ángela María, durante el medioevo la filosofía se basa en el dogma, eso es indiscutible, de modo que todo conocimiento está limitado por ese fundamento, de modo que no puedes negar que la libertad de ideas llegaba hasta el dogma, y que de allí no se podía avanzar.
    La ciencia y la cultura prosperó después de ese período, porque durante el medioevo toda persona que se atrevía a pensar por si mismo más allá de lo permitido por el cristianismo era condenada y perseguida.
    Las costumbres cambiaron, la mujer tomó el lugar digno que le corresponde y el hombre dejó de ser el privilegiado.
    Con respecto a las artes es indiscutible el desarrollo artístico, y la espiritualidad. Todo cercado celosamente por limitaciones de índole religiosa.
    El arte es una forma de conocimiento pero no lo es todo. El hombre tiene que aprender a pensar por si mismo, a ser responsable no por temor a la iglesia sino porque está convencido. Esa es la verdadera educación, no el castigo en el más allá y la vida culposa.
    La fe debe ser por convicción y no por tradición.
    Soy una persona de fe, de formación católica pero no practicante. La fe es más importante que las instituciones.
    Hay que educar con el ejemplo.
    El que piensa diferente no es porque no sabe, sólo piensa distinto.
    Gracias por discrepar, un beso, malena

  • Hola Carlbor30, mi curriculum figura a la derecha del blog junto con mi foto, mi nombre María Elena Bernardi de Lede, Licenciada en Psicología egresada de la Universidad Nacional de Cordoba, Argentina, un beso, malena