Filosofía

Inicio Filosofando La Felicidad y el Sí mismo

La Felicidad y el Sí mismo

Publicado por Malena

Antes que odiar, amar. Antes que hablar, callar. Antes de agredir huir

Cada vez que el sufrimiento y la ansiedad doblegue a la humanidad se producirá la necesidad en el hombre individual de cuestionarse sobre el sentido de la vida y de encontrar una respuesta más allá de lo físico.

La Filosofía y el Sí Mismo

Los que permanecen en la duda y no se cuestionan son los que navegan en las aguas turbulentas de los que sufren la falta de amor y de sentido en sus existencias.

Cuando la gente olvida su espíritu trascendente y se hunde en la inmediatez pierde la libertad y permanece atado a las cadenas de la codicia, el orgullo, la envidia, el poder y las pasiones, que resultan insuficientes y terminan produciendo un gran descontento y hastío.

La gente ha perdido el camino de la Verdad, la Paz, el Amor y el Bien y encuentra ídolos nuevos para adorar como el dinero, la ostentación, el lujo y la apariencia, ignorando sus propias conciencias.

El poder del si mismo permanece sepultado debajo de las cosas, manifestándose a través de un profundo sentimiento de carencia, imposible de saciar.

Ese vacío interior se proyecta por medio de ideas apocalípticas que son el único consuelo del condenado a muerte, que consiste en llevarse consigo a todos los demás.

Dentro de nosotros mismos tenemos todas las respuestas que preferimos no conocer y permanecer siendo nada más que un nombre y un apellido; pero si de pronto nos olvidáramos de él, tal vez podríamos tener la oportunidad de empezar de nuevo.

El costo de mantener una imagen a veces suele ser la misma vida, porque sin la propia imagen de uno mismo no somos nada.

La mente adora a la imagen, la venera, aunque sea el motivo de la baja autoestima, porque el que otorga el valor es el si mismo, que es el observador, y el testigo.

La mente es un valioso instrumento con el cual se puede obtener tanto el cautiverio como la liberación, y según cómo la utilicemos puede llevarnos a un callejón sin salida o hacia la plena autorrealización.

Cuando el odio se apodera de mucha gente, todos pierden la razón y se comportan como enfermos mentales.

La sabiduría es la cordura, es volver a las fuentes, es recobrar el camino del amor y del bien.

Muchos no se conocen a si mismos ni hacen demasiados esfuerzos para lograrlo porque el si mismo es algo que no se puede manipular ni ver, porque es insondable e invisible y sólo se puede sentir y confiar en él para lograr la paz.

La sabiduría no es más que la compasión, es llegar a comprender al otro sin juzgarlo, es la rendición, la entrega, es bajar la barrera defensiva sin llevarse nada, es abandonar el control y la imagen.

Internarse en la inmensidad ignorada del si mismo es descubrir el flujo continuo de la bienaventuranza y de la paz.

El sí mismo es la conciencia del Ser.

Categorías: Filosofando

6 comentarios para “La Felicidad y el Sí mismo”


  • «La felicidad soy yo»

  • Dentro de nosotros mismos tenemos todas las respuestas que preferimos no conocer y permanecer siendo nada más que un nombre y un apellido; pero si de pronto nos olvidáramos de él, tal vez podríamos tener la oportunidad de empezar de nuevo.

  • emailtoid.net/i/c03d95d8/… junio 17, 2009 a las 8:20 pm

    la felicidad esta en nosotros! nosotros tenemos esa llave tan presiada!

  • felicidad.openid.es/ octubre 20, 2009 a las 6:55 am

    El inicio del texto: el sufrimiento, la ansiedad hace que las personas indaguen en la filosofía, cuando simplemente se es feliz y la duda no irrumpe en tu vida, el ser humano no se plantea estas cuestiones. Yo por una experiencia tan preciosa como dolorosa he descubierto la filosofía que hay en mí, la que existe intrinseca en todos los seres de la tierra. la filosofía es maravillosa… porque podemos aprender de hasta de las cosas más pequeñas del universo y eso es grande, esa es la esencia… para eso hay que ser un espíritu libre, sin apegos, y encontrar siempre las respuestas en tu vida que se inclinen al Bien, distinguir de un bien individual a un Bien Universal. El problema es cuando anteponemos nuestros intereses personales a los del Universo, aunque creamos que es justo para nosotros, el fin no justifica los medios…entonces nace el sufrimiento, y con el se esfuma La Felicidad…
    La Felicidad consiste en vivir la vida según lo que para nosotros es La Verdad, es lo Justo, es el Bien. «Todos los estados encuentran su origen en la mente. la mente es su fundamento y son creaciones de la mente. Si uno habla o actúa con un pensamiento puro, entonces la felicidad le sigue como una sombra que jamás le abandona» BUDA. Me ha encantado esta página que he descubierto, por favor, seguiré visitando la página. Animaos a filosofar… es precioso

  • esta bueno .
    no me gusta cuando te referis a cierta cosa o acciones. caes demasiado en l genealizacion; algo q se vuelve pesado,ya q estas poniendonos a to2 en la misma bolsa, es algo muy feo . nada mas

  • hola Efimero2, estamos todos en la misma bolsa, por eso no hay que creer que uno es diferente, un beso, malena