Filosofía

Inicio Teoría Transpersonal Fenómenos Paranormales

Fenómenos Paranormales

Publicado por Malena

La bilocación es un fenómeno paranormal que en un principio pertenecía al ámbito de los chamanes, místicos o santos, pero que actualmente parece incluir a personas sensitivas en general, que confían en su poder de intuición.

Según antiguas creencias, se trata de la capacidad de desdoblar el cuerpo sutil que supuestamente todo individuo posee, y abandonar el cuerpo físico para poder trasladarse a otro lugar de este mundo y también a otros mundos o dimensiones del espacio tiempo.

Famosos escritores como Guy de Maupassant, Allan Poe, Dostoievsky, Balzac y Goethe, afirmaron haber tenido ese tipo de experiencias no sólo una vez sino varias veces en sus vidas.

Estas personas, destacadas por su gran imaginación, ampliaron de esta manera su campo de conciencia y constataron que el mundo físico que percibían habitualmente no era la única realidad, que existían otras realidades y que el cuerpo físico no era una limitación para conocerla.

Edgar Allan Poe y Dostoievsky tuvieron experiencias similares relacionadas con este fenómeno, y aunque no sintieron precisamente haber salido de sus cuerpos, estuvieron frente a la presencia de su doble en varias ocasiones, alguien idéntico a ellos.

En cuanto a Guy de Maupassant, también vio a su doble varias veces, que no sólo se le apareció sino que también le dictó gran cantidad de páginas de su obra.

Goethe, el conocido autor de “Fausto”, relató haberse encontrado en una oportunidad con su doble y en otra ocasión con el doble de un amigo suyo, vestido con ropas de dormir. Sospechando que dicha aparición se podía relacionar con la muerte física de dicha persona, fue hasta su casa para comprobar que se encontraba bien, encontrándolo sano y salvo, con la ropa de dormir con la que lo había visto minutos antes en la calle.

Su amigo le contó que se había dormido, que había soñado que estaba en plena calle con ropas de dormir y que se había encontrado con él.

Muchos rituales religiosos tribales, conocidos como misas negras, utilizando algunas veces narcóticos, hacen posible el desdoblamiento con propósitos tanto benignos como malignos.

Pero no sólo las comunidades primitivas tienen este poder, también en occidente, durante la guerra fría entre las dos potencias, fue utilizado por agentes entrenados especialmente de ambos lados, denominados por la KGB y la CIA espías psíquicos, para desdoblarse y resultar invisibles, inaudibles e intangibles, e intentar apropiarse de secretos de estado.

Pero esa no fue la única ocasión, también otros gobiernos en otras épocas utilizaron a los sensitivos y psíquicos tanto para conocer el futuro como para poder controlarlo o prevenirlo.

Actualmente, el “Monroe Institute” es una de las instituciones norteamericanas más autorizadas en el mundo, que investiga las facultades paranormales, particularmente las experiencias extracorpóreas.

En 1977 fue nombrado director de este instituto es Frederick Holmes Atwater, quien desde muy joven tuvo la capacidad de desdoblarse a voluntad, quedando a cargo del adiestramiento de espías psíquicos de la CIA.

Fue el entonces teniente de inteligencia Atwater, quien alertó a sus superiores sobre la amenaza que representaban estas técnicas que comenzó a utilizar antes la KGB.

Atwater fundamentó su inquietud con estudios realizados en la Universidad de Stanford y a través de bibliografía de científicos que han profundizado desde hace muchos años sobre estos temas.

A pesar del escepticismo de los pragmáticos, la eficacia de este método se comprobó cuando se constató que la información que se obtenía era correcta.

Las fuerzas de seguridad también utilizan la “visión remota” para obtener información estratégica.

Durante la crisis de los rehenes norteamericanos en Irán, en 1979, seis sensitivos operaron para rescatarlos, otros lograron localizar a un militar secuestrado en Italia y el hecho más espectacular fue la identificación de un submarino nuclear ruso que se estaba construyendo secretamente en un astillero en una zona del Báltico.

Cuando el submarino comenzó a navegar, las fotografías tomadas por los satélites confirmaron que la información obtenida psíquicamente, había sido exacta.

¿Se trata de viajes extracorpóreos o de visión remota?, a los jefes de inteligencia no les interesa el método sino la información. Algunos psíquicos sólo se concentraban y hacían un dibujo, otros se acostaban, entraban en trance y luego se trasladaban al lugar.

Fuente: “El Viaje Astral”; Edgard de Vasconcelos.

Categorías: Teoría Transpersonal