Filosofía

Inicio General Filosofía y Educación

Filosofía y Educación

Publicado por Malena

La filosofía de la vida es una cosmovisión, que se puede cambiar con la educación.

¿Puede el estudio de la Filosofía ayudarnos con los problemas de nuestra vida cotidiana?

El conocimiento del pensamiento de los filósofos a través de la historia nos pueden ayudar a formular nuestra propia cosmovisión para vivir mejor.

Filosofía y Educacion

Todos tenemos una filosofía de la vida que no es del todo consciente pero que se traduce en nuestro comportamiento y en nuestra forma de ver las cosas.

Si tomamos conciencia de nuestro profundo modo de pensar podemos lograr una mayor coherencia en nuestras conductas y una mejor calidad de vida.

La persona que cambia su vida ha cambiado su forma de ver el mundo, su filosofía de la vida. Ha logrado comprometerse con una postura y vivir teniéndola en cuenta.

Por eso a mucha gente extraviada le da resultado incorporarse a un grupo religioso, porque adoptan una filosofía que los conduce hacia un nuevo camino que rescata su verdadero propósito con el cual se identifican.

¿Cómo tomamos nuestras decisiones? ¿Nos dejamos llevar por nuestros impulsos o reflexionamos antes de actuar?

Actuar impulsivamente nos depara acontecimientos imprevisibles y probablemente caóticos.

Razonar antes de actuar es un signo de madurez, y la persona que además respeta sus propios valores antes de tomar una decisión es consciente de su propia filosofía de la vida.

Sin embargo, la búsqueda no se termina nunca. No se puede tener una teoría cerrada sobre la vida, y quedarse cómodo; porque la comodidad es contraria al crecimiento.

La apertura necesaria para volver atrás y replantearse las dudas frente a los cambios es inevitable, pero no exige el desmoronamiento de todas nuestras ideas anteriores, sino el ajuste adecuado para cambiar y no anquilosarse en la idea.

La educación nos ayuda a desarrollar la convicción de cambiar nuestro punto de vista sobre el mundo en que vivimos y es la que hace posible el compromiso con esta nueva visión más amplia.

La convicción firme tiene que fortalecer la determinación y finalmente esta fuerte determinación hará posible el esfuerzo continuado para establecer nuevos hábitos de acción.

Se necesita deseo, voluntad y entusiasmo y el cambio no admite dilaciones, la decisión tiene que ser urgente.

Este desarrollo mental requiere tiempo para que la educación dé sus frutos.

La educación es un camino directo a una vida más plena y feliz, nos permite estar más conscientes de los riesgos que corremos con nuestras conductas erráticas, desarrollan la habilidad para resolver problemas y para implementar estrategias más efectivas para enfrentar situaciones difíciles.

Para no desanimarse durante este trayecto existencial es menester deshacerse de viejas fórmulas que permitirá ver todo desde una perspectiva diferente.

Categorías: General