Filosofía

Inicio Filosofía y Sociedad ¿Hay que obedecer las leyes mordaza?

¿Hay que obedecer las leyes mordaza?

Publicado por Esteban Galisteo Gámez

Hoy entra en vigor en España la llamada “Ley Mordaza”, es decir, la Ley de Seguridad Ciudadana. En virtud de esta ley, actos tales como grabar a un policía con una cámara, protestar pacíficamente en la vía pública, convocar una protesta o, simplemente, compartir en las redes sociales una convocatoria de protesta, entre otros, son considerados delictivos y tienen penas que pueden llegar, en función de la gravedad, hasta los 30.000 € de multa.

ley-mordaza

Este tipo de leyes, que reciben el nombre de leyes mordaza, están pensadas para atemorizar al pueblo y gobernar sin muchos contratiempos, de la manera en que al gobernante de turno le parezca más conveniente para satisfacer los intereses propios o los de otros poderes ajenos a los intereses de las mayorías. La cuestión que nos planteamos aquí es, entonces, hasta qué punto hay que obedecer las leyes mordaza.

Estados de excepción y leyes mordaza

Hay que comenzar distinguiendo entre lo que es un estado de excepción y una ley mordaza; los estados de excepción se producen en circunstancias muy específicas y, del mismo modo que ocurre con las leyes mordaza, conllevan un recorte de libertades y un endurecimiento de las penas para muchos delitos. Sin embargo, como decimos, se decretan en casos muy específicos y, además, suelen estar previstas en la mayoría de las constituciones, si no en todas.

Las leyes mordaza, por el contrario, no suelen estar previstas en las constituciones, de hecho, generalmente, rozan la anticonstitucionalidad. Se trata de leyes que engrosan los códigos legales por los que se regula un país. En el caso de España, lo que se modifica es el código civil; se trata de leyes que promulgadas para que estén vigentes independientemente de las circunstancias y a lo largo del tiempo.

¿Qué indican las leyes mordaza?

Las leyes mordaza nos dicen algo sobre los gobiernos que las promulgan, a saber, que su gestión es lo suficientemente contraria a los intereses manifiestos de la mayoría como para que sean de esperar las protestas. Por ello, su promulgación está encaminada a evitar tales protestas. Desde ese punto de vista, son leyes encaminadas a proteger a los malos gobiernos de la población.

Obedecer las leyes mordaza

La respuesta a nuestra pregunta, desde este punto de vista, es que las leyes mordaza no deben ser obedecidas, ya que lo contrario implica una cesión de poder por parte de la ciudadanía que nos retrotraería a épocas pasadas predemocráticas. En efecto, la democracia es algo más que votar, como ya dijimos aquí. Si el único mecanismo para que los ciudadanos ejerzan su poder democrático es el voto, entonces no podemos hablar de democracia, sino de un sistema político en el que se vota, pero nada más. La obediencia a las leyes mordaza implica la cesión de poder por parte del conjunto de los ciudadanos y de cada ciudadano individual.

Categorías: Filosofía y Sociedad