Filosofía

Inicio Filosofía y Sociedad Filosofía para demócratas I: Introducción

Filosofía para demócratas I: Introducción

Publicado por Esteban Galisteo Gámez

En este texto de carácter introductorio queremos explicitar de qué vamos a hablar en esta nueva serie de artículos que comenzamos en nuestro maravilloso blog de filosofía. La idea general es que en el ámbito de la filosofía hay enseñanzas que pueden ser muy útiles, desde un punto de vista práctico, para el ejercicio del poder por parte de los ciudadanos, que es a fin de cuentas en lo que consiste la democracia.

filosofia-democracia

Lo anterior no significa, por supuesto, que para ejercer la poca cuota de poder que cada ciudadano tiene sea necesario un conocimiento técnico de oscuras, abstractas y arcanas teorías filosóficas. Nada más lejos de la verdad. Más bien se trata de aportar en un lenguaje sencillo, en la medida de lo posible, aquellos descubrimientos de los filósofos que pueden sernos útiles para ejercer nuestro poder como ciudadanos de la manera más eficiente posible.

Cualquiera que tenga como objetivo ejercer su pequeña cuota de poder político con toda eficiencia posible no tiene más remedio que echar un vistazo a la filosofía (los científicos, cuando quieren ser eficientes, hacen lo mismo). No en vano, hace unos años la asignatura de filosofía en los institutos españoles recibía el nombre de “Filosofía y Democracia”, nomenclatura con la que estamos de acuerdo si y solo si se entiende que la relación entre una cosa y la otra está en que la filosofía aporta recursos para el ejercicio del poder democrático por parte de la ciudadanía.

Dicho lo anterior, nos encontramos con un problema: la filosofía es un campo tan amplísimo y el tiempo de que disponemos para aprender a ejercer nuestro poder es tan breve, que se hace complicado introducirse en ella para dar con los recursos que nos pueden ser útiles para tan digna labor. Sin embargo, para eso estamos nosotros aquí y por ello hemos decidido comenzar esta nueva serie de entradas de título pegadizo.

Partes de la filosofía interesantes para un demócrata

Lo primero que vamos a hacer en esta introducción es hablar de aquellas partes o ramas de la filosofía que tienen el máximo interés para que un ciudadano pueda ejercer su pequeña cuota de poder a rienda suelta y con mano de hierro, si es necesario.

Lógica. La lógica es una parte de la matemática muy abstracta y llena de simbolitos pintorescos; sin embargo, al nivel que un ciudadano necesita para ejercer su pequeña cuota de poder es bastante asequible y, no solo eso, también puede resultar un pasatiempo divertido. Lo que aprendemos aquí es a identificar argumentos, a analizarlos en función de su corrección, su validez y su verdad.

Filosofía del lenguaje y de la mente. Esta rama de la filosofía es útil en la medida en que enseña cosas tan interesantes como que las palabras que se escriben o se dicen descansan sobre un trasfondo de intereses, deseos, metas y objetivos por parte de los hablantes. Asimismo, se complementa con la lógica y nos puede ayudar a perfilar mejor el análisis del discurso, alcanzando una mejor comprensión de lo que se dice.

Filosofía política y ética. La filosofía política ayuda a elucidar el sentido mismo del ejercicio del poder democrático, además de proporcionar información detallada sobre las diferentes ideologías del mercado, las cuales muchas veces están detrás de las decisiones que se toman en los parlamentos. Por lo que respecta a la ética, es un tipo de reflexión filosófica que evalúa la moral. Las ideologías suelen tener entre sus componentes un código moral particular, el cual debe ser evaluado desde la perspectiva universal de la ética. Además, las decisiones políticas descansan también, en muchas ocasiones, sobre las convicciones morales de quienes las proponen.

Categorías: Filosofía y Sociedad