Filosofía

Inicio Filosofía y Antropología Una definición de cultura

Una definición de cultura

Publicado por Esteban Galisteo Gámez

En el post dedicado a la cultura animal prometimos una definición de cultura que no dejara fuera a los animales, es decir, una definición que no nos obligara a imponer la definición a los hechos, lo conceptual a lo real. Lejos de una imposición, lo que necesitamos es que nuestros conceptos sean útiles para describir ciertos aspectos de la realidad, aquellos que nos interesan. Bien, nuestra estrategia será la siguiente: en primer lugar presentaremos una tabla con diferentes conceptos de cultura, hemos elegido 6, aunque podríamos haber puesto 17, nos hemos quedado con estos. Después pasaremos a criticar los conceptos que aparecen en la tabla. Finalmente, daremos nuestra definición de cultura.

Definición de cultura

Fotograma de Mars Attacks!

concepto cultura_001

Comentario de la tabla y crítica de las definiciones de cultura contenidas en ella

Como salta a la vista, las seis definiciones están ordenadas cronológicamente. La primera es del último tercio del siglo XIX, la última de la primera década del siglo XXI. En todas ellas hemos resaltado con cursivas y negrita el hecho de que lo que quiera que sea la cultura, en todos los casos, pertenece a los seres humanos. Si tenemos en cuenta lo dicho en el anterior artículo, dedicado a la cultura animal, es evidente que en función de estas definiciones no existe la cultura en animales no humanos.

El problema de definiciones de este tipo, aparte de caer en prejuicios como el especismo y de tener un carácter antropocéntrico, es que son tan cerradas que no nos permiten describir fenómenos nuevos. Por ejemplo, desde el punto de vista de estas definiciones de cultura no podemos describir en estos términos el hecho de que diferentes poblaciones de chimpancés desarrollan diferentes técnicas o utilizan diferentes herramientas. Igualmente, si dentro de 300 años nos topamos con una especie alienígena, por ejemplo unos seres con aspecto de grillo y tentáculos de pulpo, que tiene algo así como un sistema jurídico, una religión y juegos de cartas, las definiciones de cultura de la tabla anterior nos obligarán a decir o bien que lo que sea que hagan esos seres no se puede describir en términos de cultura o bien que esos seres son, en realidad, humanos.

En definitiva, las definiciones que aparecen en la tabla son rechazables, puesto que son cerradas, prejuiciosas, están obsoletas y son un impedimento para definir los mismos fenómenos que pretende definir.

Nuestra definición de cultura

Dado que en la actualidad existen animales tales que muchas de sus acciones son del mismo tipo de aquellas para cuya descripción se introdujo el término “cultura”, conviene contar con una definición que no tenga los defectos de las que aparecen en nuestra tabla. Es decir, que pueda ser utilizada tanto para hablar de cultura animal como de cultura alienígena. Nuestra definición dice así: cultura es todos aquellos conocimientos, costumbres y técnicas adquiridas a través de la interacción social que pueden ser transmitidos, consciente o inconscientemente, por unos individuos a otros y a través de diferentes generaciones.

Además de no excluir a animales o alienígenas posibles, nuestra definición de cultura recoge tanto lo que aprendemos porque otro nos lo enseña, como aquello que aprendemos cuando observamos a otros que no pretenden transmitirnos nada, es decir, el conocimiento por imitación.

Categorías: Filosofía y Antropología