Filosofía

Cultura

Publicado por Esteban Galisteo Gámez

El término “cultura” tiene varias acepciones. Obviamente, este es un blog de filosofía y no vamos a centrarnos en definiciones de diccionario, aunque tendremos que dar definiciones similares. Lo que nos interesa destacar aquí es cómo el término “cultura” se explota para defender lo indefendible, a saber, los festejos taurinos.

El término cultura

cultura

El sentido en que se usa aquí “cultura” no es el sentido en que los festejos taurinos lo son.

El término “cultura” se usa en, al menos, tres sentidos. Según el primero de ellos, por cultura se entienden los conocimientos que permiten a un individuo el desarrollo de un juicio crítico. En este caso, decimos de una persona que “tiene mucha cultura” o que “es culta”. Según el segundo sentido del término, cultura hace referencia al conjunto conocimientos adquiridos mediante la interacción social, que se transmiten de generación en generación. A este sentido del término le hemos dedicado un artículo. Finalmente, relacionado con el segundo uso, hay un tercero. En este caso, utilizamos el término “cultura” para referirnos a ciertas manifestaciones culturales, las cuales se promocionan para que pervivan. Por ejemplo, cuando decimos que el cine es cultura, hablamos de esto. Igualmente ocurre cuando hablamos de un Ministerio de Cultura.

Los festejos taurinos

Las fiestas taurinas son un tipo de celebraciones en las que participan varias personas. En ellas se suele hacer alguna cosa con un toro vivo. Esta “alguna cosa” suele ser cruel y sanguinaria, aunque se sabe de festejos taurinos en los que el toro no sufre. Este es el caso de la taurocatapsia, que se celebraba hace unos 3.500 años. Esta consistía en un grupo de gimnastas que hacían piruetas sobre un toro salvaje. Sin embargo, en la actualidad, aunque se han prohibido en buena parte de Europa, todavía quedan bastantes festejos taurinos en los que el animal es cruelmente torturado y sacrificado. Este es el caso del sur de Francia y de España y de algunos países de Latinoamérica.

El uso del término “cultura” para defender lo indefendible

Los festejos taurinos son cultura, en el segundo sentido del término, especificado más arriba. Es un conocimiento adquirido gracias a la interacción social que se transmite de generación en generación. Ahora bien, no es algo que merezca ser promocionado, mantenido y perpetuado. Si lo fuera, entonces también sería cultura en el tercer sentido del término, al igual que lo es el arte y la literatura.

Los defensores de los festejos taurinos pretenden que estos sean cultura en el tercer sentido. De hecho, la tauromaquia ha llegado a ser calificada como arte. Hablan de estos festejos en este sentido cuando los califican de cultura. La razón es que “cultura” en el tercer sentido, implica que es algo valioso, mientras que en el segundo sentido no tiene esta connotación. En el segundo sentido del término “cultura” estos festejos no son defendibles ni tienen valor alguno, simplemente tienen un interés etnográfico. Interés que se satisface perfectamente con los documentos escritos, gráficos y audiovisuales existentes.

Desde este punto de vista, cuando alguien utiliza el término “cultura” con el objetivo de defender los festejos taurinos, tenemos que tener en cuenta que está haciendo, consciente o inconscientemente, una desviación del sentido en que los festejos taurinos son cultura.

Categorías: Filosofía y Antropología